Hay 13 invitados y ningún miembro en línea

Uno de los desfibriladores portátiles en los juzgados de Granada

El complejo judicial de Granada se cardioprotege


Organismos públicos que salvan vidas


El complejo judicial La Caleta de Granada ha cardioprotegido sus instalaciones con la compra de dos desfibriladores portátiles, así como de sus correspondientes vitrinas, para cada uno de los dos edificios que lo conforman.


Los dos desfibriladores adquiridos son dos equipos del modelo HS1 de Philips, uno de los fabricantes más prestigiosos del mercado de este tipo de equipos portátiles de desfibrilación.


Estos desfibriladores se han instalado en la zona de la entrada de cada uno de los dos edificios judiciales, de tal manera que aunque se produzca un caso real en las zonas más alejadas al punto donde se encuentran ubicados los desfibriladores dará tiempo a llegar al punto más alejado de cada edificio para poder socorrer a cualquier victima.


Acto de puesta en marcha de los desfibriladores portátiles


El pasado 20 de abril, nuestro delegado comercial en Andalucía, Rafael Plaza, procedió a la presentación oficial de la cardioprotección del complejo judicial de Granada con el acto de "puesta en marcha" de los desfibriladores adquiridos.


Durante el acto se realizó una breve explicación de cómo actuar ante un caso real, tanto a la hora de empezar con las maniobras de Soporte Vital Básico, así como para usar los desfibriladores portátiles.


El acto de presentación tuvo una importante asistencia de público, al que también acudieron personalidades como Jesús Rodriguez Alcázar (Juez Decano de Granada), Diego Verdejo Rute (Secretario General Provincial de la Consejería de Justicia e Interior en Granada) y Manuel Navajas Trujillo (Jefe de Servicio de Protección Civil de Granada y Dirección Servicio 112) e impulsor de la compra de los equipos instalados.

También acudieron Médicos Forenses, así como representantes del Servicio de Mantenimiento, del Servicio de Prevención, Guardia Civil, etc …


Al finalizar el acto, y tal y como nos informó el mismo Sr. Manuel Navajas, supimos que la intención es seguir instalando desfibriladores en todos los edificios y organismos públicos de la ciudad, para transformarlos en espacios cardioprotegidos preparados para salvar vidas.