Hay 108 invitados y ningún miembro en línea

Farmacia de Las Palmas de Gran Canaria cardioprotegida


La cardioprotección de las farmacias, salva vidas

A finales del 2013 se inició el Barcelona el proyecto llamado Barcelona, Ciudad cardioprotegida, por el cual se está cardiopotegiendo la ciudad a través de su red de farmacias, con la instalación de desfibriladores externos en las mismas.

Desde hace algún tiempo, el ejemplo de Barcelona se ha extendido por otros muchos municipios y ciudades de toda España, que quieren realizar proyectos similares para proteger a sus ciudadanos ante las paradas cardiorrespiratorias o la muerte súbita.

Esto es debido a la cada vez mayor conciencia social sobre cardioprotección con desfibriladores externos de cualquier tipo de espacio, hecho muy importante, sabiendo que cada año se producen unas 35.000 muertes al año solo en nuestro país por causa de la muerte súbita.


La Farmacia Cardenes Altavista, espacio cardioprotegido

Mientras se transforman en realidad esos proyectos, hay personas que ven que para evitar muertes no hay tiempo para esperar, como es el caso de la Farmacia Cardenes Altavista, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Su propietario ha decidido no esperar más y ha instalado un desfibrilador para cardioproteger tanto a sus clientes, como a su personal, como a cualquier persona que pueda sufrir una muerte súbita cerca de su establecimiento.

La instalación del desfibrilador es el primer paso para la cardioprotección de la farmacia, pero para transformar las instalaciones de la farmacia en un espacio cardioprotegido también se ha a formado a su personal en Soporte Vital Básico y en el uso de los desfibriladores externos.

Pese a que los desfibriladores externos los puede utilizar cualquier persona siguiendo las instrucciones que el mismo dispositivo nos va dando, es muy importante también aprender a realizar un correcto masaje de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) para aumentar las posibilidades de supervivencia de las víctimas.

Con la cardioprotección de sus instalaciones, esta farmacia de Las Palmas es una de las primeras farmacias de las Islas Canarias en convertirse en un espacio cardioprotegido preparado para salvar vidas.

Desde aquí esperamos que no haya que esperar mucho, valga la redundancia, para que sigan cundiendo los ejemplos, y cada vez sean más los establecimientos cardioprotegidos, tanto farmacias, como cualquier tipo de espacio, público o privado.